Desarrollo

Desarrollo del avistamiento turístico de cetáceos

Graph_WW

Gráfico: “Wale beobachten” Fabian Ritter (Conrad Stein Verlag)

El avistamiento de cetáceos empleado con fines comerciales comenzó en California en 1955. Hasta el año 1982 únicamente 12 países, la mayoría de ellos distribuidos entre los Estados Unidos y Canadá, ofrecían avistameintos de ballenas de manera permanente. Ya en 1992, 45 países y territorios ofrecían avistamientos comerciales de cetáceos. La cifra de avistadores alcanzaba hacia la fecha los 4,5 millones. En 1995 eran ya 65 los países y 5,4 los avistadores. La curva ascendía entretanto vertiginosamente (véase el gráfico).

Los últimos resultados del estudio del mercado del avistamiento de cetáceos a nivel mundial realizados en 2001, han demostrado que el sector práticamente no ha dejado de crecer. Además, en este periodo de tiempo se ha generado una poderosa industria. Hacia finales de los años 90, el porcentaje de crecimiento medio del sector a escala mundial, incluso ha aumentado. Por término medio éste alcanzaba entre 1991 y 1998 un 12,1% (sin embargo, algunos continentes y naciones mostraban, durante determinados años, un nivel de crecimiento de hasta un 200 %).

freebird

El  mercado relacionado con el avistamiento de cetáceos crece 3 o 4 veces más rápido que la industria turística general, conviertiéndose en el sector del turismo con más alto nivel de desarrollo. Y parece que esta tendencia no tiene intención de frenar. Se calcula que en 1998 había 9 millones de avistadores y en 2002 esta cifra no debe de haber sido inferior a los 12 millones.

El número de países que ofrecen avistamientos de cetáceos sobrepasa en la actualidad los 97 y los puntos del planeta en los que es posible avistar ballenas y delfines ronda los 500. El avistamiento de mamíferos marinos se ha convertido en un negocio de ganancias millonarias.